PORTRAIT ILLUSTRATION

Los retratos personalizados llegan a ser solicitados por clientas que desean obsequiar algo invaluable a alguien apreciado o a sí misma (¿por qué no?).

Al momento de realizar un retrato, colecciono piezas importantes como fotos referencia de las personas retratadas, fotos de poses, descripción detallada de cabeza a pies, fotos de indumentaria y peinados, todo esto me ayudan a visualizar el objetivo.

 

Cuando realizo retratos, me centro en mi actividad; dejo de ver y escuchar videos que no tienen nada que ver con el tema. Cuando empiezo a bocetar escucho música instrumental y tengo me lleno pensamientos positivos, con el corazón lleno de alegría (soy creyente de que una puede transmitir energía a alguien o a  objetos), con la certeza de que cuando mi clienta reciba su pedido, también reciba toda la buena vibra y buenos deseos.

Algo curioso dentro de mis ilustraciones es que siempre hay «un juego de miradas» entre las personas retratadas, es decir… ¡Ningún personaje mira hacia «el frente» jamás!

Me gusta que la mirada cuente una historia. ¿Puedes tratar de adivinar qué dicen las miradas en cada retrato?

× Comunícate conmigo